Aprovecha nuestros descuentos y contenido exclusivo
Suscríbete y forma parte de nuestra gran comunidad

¿Qué es y para qué sirve el estuco? Descubre todo lo que debes saber sobre este producto

El estuco es uno de los acabados para muros más comunes porque permite una apariencia muy fina y se puede pintar sin mayor complicación. Aunque el estuco se vende ya preparado, en realidad se puede hacer con cemento blanco, cemento gris y hasta mortero.

Entonces podemos decir, que el estuco es una técnica de decoración, un tipo de recubrimiento utilizado en muros y techos que utiliza como ingredientes principales cemento (o mortero), yeso y cal. Con el estuco se logra un acabado suave, natural y brillante que algunas personas describen como de apariencia lujosa.

Además de la función estética, el estuco tiene una función práctica pues también brinda un efecto impermeabilizante, por lo que es una protección extra contra la humedad y el moho. Según el método con el que se trabaje se pueden realizar decoraciones bastante complejas e incluso visuales similares a los del mármol. ¡Si quieres enterarte cómo se hace, solo mantente en esta página!

Aplicación de estuco con imitación piedra
Albañil aplicando estuco en muro
Muro exterior de casa con aplicación de estuco

¿Cuáles son los tipos de estuco?

Con el paso de los siglos y la tecnología, la técnica ha recibido actualizaciones que permiten al estuco lograr mejores y diferentes acabados así como añadir una serie de pigmentos y materiales, como más variedades de productos de cemento. Aquí te los presentamos.

Este es el tipo de estuco más común, si se usa color, este deberá mezclarse en la pasta antes de su colocación, de este modo se evitarán irregularidades en coloración o superficie.

Se aplica del mismo modo que el estucado en frío, pero se utiliza una plantilla, usualmente en rodillo, para formar el patrón de piedra sobre el acabado ya aplicado.

El estucado caliente logra una textura mucho más fina, pulida y brillante, con una transparencia espectacular. Se utiliza mortero de cal apagada y árido de mármol blanco con dosificación grasa, para la primera capa y un poco de cemento para la segunda, pero el verdadero secreto es pasar dos veces y en sentidos opuestos una plancha caliente. Si se controla bien la temperatura se produce un poro más cerrado y un estuco más resistente.

Similar a la técnica de estucado caliente, pero después de aplicar el tirol usando la máquina tirolesa, se hace un aplanado con la plancha caliente logrando un resultado menos áspero que el tirol habitual, pero no es completamente liso como el aplanado en caliente.

Este tipo de estucado lleva una capa de fondo de mortero graso que puede ser de 4 o 5 mm que se extiende con una herramienta usada para alisar una superficie, se conocen a menudo como fratás o llana de albañilería. Antes de que se seque, se aplica otra pasada utilizando una máquina tirolesa para un acabado rugoso y áspero. Finalmente se aplica una pintada de látex incoloro con brocha.

El estuco venciano es un acabado logrado con estuco que simula a la perfección la apariencia del mármol. Este tipo de recubrimiento de muros surgió en Venecia, de ahí su nombre, en el siglo XV. Para lograrlo es necesaria la cal, el mármol pulverizado, yeso y pigmentos naturales según el color deseado. Este tipo de estucado se aplica en tres manos, más una capa de cera que se usará para abrillantar y dar el toque final de mármol.

El estuco liso es un estucado sencillo que se suele aplicar en fachadas posteriores y patios interiores, es económico y fácil de aplicar. Suele realizarse a dos manos, la primera capa se aplica con una llana dentada y servirá de base para la segunda capa que se aplica con la llana lisa.

El estuco raspado es bastante similar al estuco liso, pero se le agrega una tercera capa final de mayor grosor y finalmente árido de mármol que da una textura muy rugosa.

Para muros exteriores y fachadas suelen elegirse los acabados más ásperos y rugosos de estuco, pero también se pueden utilizar los lisos sin mayor problema. Algunos ejemplos son:

  • El estucado en frío
  • Imitador de piedra
  • Estucado en caliente
  • Tirol planchado
  • Estuco veneciano
  • Estuco liso

Para los muros interiores suele seguirse el mismo criterio, se prefieren los acabados más lisos y suaves, pero a elección del cliente se pueden aplicar otros más ásperos. Veamos algunos ejemplos de estucos para interior:

  • Estucado en frío
  • Imitador de piedra
  • Al tirol planchado
  • Tirol de Baviera
  • Estuco veneciano
  • Estuco raspado

Ventajas y desventajas del estuco

El estuco es una las técnicas más antiguas de revestimiento de muros, lo que habla de su gran calidad y facilidad de usar desde hace siglos por lo que tiene el estuco tiene numerosas ventajas. Sin embargo, no todo es perfecto así que puede presentar algunos inconvenientes que quizá debas considerar antes de aplicarlo.

  • Puede durar entre 50 y 70 años con el mantenimiento adecuado.
  • Es un recubrimiento accesible a todos los presupuestos, los hay muy costosos y otros económicos.
  • Es de bajo mantenimiento, usualmente solo requiere que lo limpies con un trapo si la superficie es lisa.
  • Sirve como un impermeabilizante ligero que protege contra la humedad y el moho.
  • Es más costoso que otros recubrimientos como el vinilo o la fibra de cemento, aunque estos duran menos.
  • Su protección contra la humedad es ligera, pero no es impermeabilizante por completo así que es mejor usarlo en ambientes secos.
  • Se agrieta con facilidad ante movimientos de asentamiento natural de una casa.
  • Es difícil pintar sobre el acabado una vez aplicado.

Una vez preparada debes agregar agua poco a poco hasta conseguir una consistencia de mantequilla de cacahuate, es decir espesa y húmeda

¿Cómo se hace la mezcla de estuco?

Para preparar tu mezcla de estuco casera vas a necesitar:

Aunque la “receta” para preparar estuco puede variar según la fuente que busques, la proporción para preparar este material suele ser 4:12:1, es decir, cuatro partes de cemento (o mortero) que podrás encontrar en Cementos Torices; 12 partes de arena y una parte de cal hidratada (o yeso) para la mezcla.

Una vez preparada debes agregar agua poco a poco hasta conseguir una consistencia de mantequilla de cacahuate, es decir espesa y húmeda

¿Cómo se aplica el estuco?

  • El primer paso es preparar el muro, si deseas lograr una mejor adherencia hay que limpiar bien el polvo acumulado o raspar restos de pintura. En el caso de paredes de concreto, bloques o de ladrillo, puedes aplicar una capa de agente adhesivo de concreto en la pared. Cuando se aplica en paredes de madera deberás colocar sobre ella un fieltro para techos clavados (también se le conoce como “envoltorio para construcciones” o “envoltorio para estuco”) y poner sobre este malla del número 17 fijándola con clavos para techo galvanizados.

  • El segundo paso es aplicar una capa de adherencia, esta se aplica normalmente con grosor de un centímetro y se usa una llana dentada para crear los canales que sostendrán el acabado. Deberás esperar hasta que el estuco esté firme, pero no seco, antes de continuar. La segunda capa, que se llama de nivelación, sirve para dejar la superficie uniforme y también debe tener un grosor de aproximadamente 1 cm. Una vez que la superficie esté nivelada deberás esperar que seque por completo entre siete y 10 días. Cualquier grieta o imperfección que necesite arreglo debería aparecer en este tiempo. En muchas ocasiones este suele ser el paso final para el estucado liso u otros acabados sencillos.

  • En la tercera capa es en la que se realiza la textura deseada, esta capa suele tener medio centímetro es sobre la que se aplican los acabados como tirol, árido de mármol y otros.

¿Qué es mejor el yeso o el estuco?

Ambos materiales son bastante utilizados tanto en estuco para interiores como exteriores, brindan a los hogares una vista más atractiva y requiere poco o nada de mantenimiento. Decir si uno es mejor que el otro sería difícil, pues se pueden utilizar también de maneras similares.

Sin embargo, hay que considerar que el yeso suele lograr acabados mucho más lisos que el estuco, por lo que es común verlo en interiores y el estuco reservarlo para exteriores.

Para muchas personas el estuco es visualmente más satisfactorio, mientras que el estuco para exteriores presenta la ventaja de poder aplicarse directamente sobre cualquier tipo de superficie sin preparación. Así que en esta ocasión la respuesta depende por completo de tus gustos.

Encuentra todo lo que necesitas sobre acabados de estuco y las diferentes técnicas que existen para su uso, podrás darte una idea sobre el tipo de estuco que puede funcionar mejor en tu hogar, negocio o dónde lo prefieras. Si deseas adquirir los materiales para crear tu mezcla de estuco casera, Cementos Torices tiene todo lo que quieres para hacerlo. Ponte en contacto a través del teléfono 5589675613 o en WhatsApp, visita nuestra sección cotiza aquí y diligenciar el formulario para obtener información más detallada.

Siguenos en redes sociales, Facebook e Instagram, y crea comunidad con nosotros. Continúa explorando otros contenidos de nuestro blog en los que encontrarás mucho más contenido de gran utilidad, tips, noticias y tutoriales para tus proyectos.

Suscríbete al newsletter y descarga nuestro catálogo

Al ingresar tu correo electrónico, aceptas recibir correos electrónicos de marketing por parte de Cementos Torices.

Te recomendamos